El futuro de Android Auto pasa por integrarse en el coche en lugar de proyectar la pantalla del móvil

El futuro de Android Auto pasa por integrarse en el coche en lugar de proyectar la pantalla del móvil
4.8 (96.25%) 16 votos

En una entrevista en The Verge, Patrick Brady, el VP de Android Auto de Google, ha dado más detalles sobre el futuro de Android Auto como plataforma. Mientras que hoy en día el modo de uso más extendido de Android Auto es la proyección de la pantalla, en el futuro Google tiene planes para que funcione de forma independiente.

Android Auto nació en 2014, aunque tardó dos años en estar disponible para todos los coches hasta aquellos que no tenían pantalla pues se usaba la del móvil. Desde el principio se concibió como un sistema basado en la proyección de la pantalla del móvil, pero el futuro requiere de un sistema propio. Según Patrick Brady, empezaremos a verlo en 2020.

Android Auto, sin móvil Android

Androidauto El modo «proyectado» de Android Auto necesita de un móvil

Android integrado como sistema operativo del sistema audiovisual de un coche no es ni mucho menos algo nuevo. En el pasado compañías como Honda o General Motors han integrado Android en sus vehículos, pero se trataba de un fork adaptado por ellos mismos, lo cual requiere una gran inversión de tiempo.

Estos forks, que no son más que versiones modificadas del sistema, podían tener un acceso a los sistemas del vehículo de un modo más completo que la solución de Android Auto actual, pero implica que cada fabricante necesite desarrollar su propia versión. No tendrán que hacerlo más, si adoptan la versión de Android Auto nativa de Google.

El futuro de Android Auto pasa por integrarse en el coche en lugar de proyectar la pantalla del móvil 1

Según Patrick Brady, la idea es que aquellos que optaron por crear su propia versión de Android para sus coches acaben migrando al nuevo Android Auto nativo. No obstante, el modo proyectado, aquel en el que Android Auto vive en nuestro móvil y se transfiere a la pantalla del coche, no va a desaparecer. De hecho, hay muchas mejoras alineadas para este año, incluyendo un gran refresco de la interfaz que se mostró durante el anterior Google I/O de 2018.

El modo proyectado tiene la ventaja de poder usar en un gran número de vehículos, aunque tiene ciertas limitaciones por vivir dentro de móvil. Para empezar, necesitas tener el móvil y conectado. Una de las ventajas del modo nativo es que reduce potencialmente la interacción necesaria con el móvil, una peligrosa distracción al volante.

Por otro lado, Android Auto nativo puede integrarse con los sistemas del coche, manteniendo la compatibilidad con todas las aplicaciones compatibles con Android Auto hasta la fecha. Une esto a la compatibilidad con Google Assistant y en el futuro podríamos ver comandos como «OK, Google, enciende las luces» o «OK, Google, enciende el aire acondicionado».

Durante el pasado Google I/O Google mostró una versión previa de este Android Auto nativo en coches Volvo, y probablemente sepamos más al respecto durante el Google I/O de este año, aunque los primeros coches Volvo y Audi con él no estarán listos hasta el año que viene. Patrick asegura estar trabajando también con Polestar, Renault y otras compañías para empezar a producir los primeros coches con este sistema integrado.

Vía | The Verge

Dejános tus Comentarios: