Decenas de miles de personas exigen elecciones a Pedro Sánchez

18
Decenas de miles de personas exigen elecciones a Pedro Sánchez
4.8 (96%) 10 votos

Con el himno nacional y vivas al Rey y España ha concluido la concentración en la Plaza de Colón contra el Gobierno de Pedro Sánchez. Finalmente, Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal sí han subido al escenario al término de la lectura de un manifiesto en el que se ha reclamado la convocatoria inmediata de elecciones anticipadas. No lo han hecho, sin embargo, los tres solos, sino arropados por sus equipos de dirección y los principales dirigentes territoriales de sus partidos. La fotografía conjunta era lo que más recelos había despertado en sectores del PP y Ciudadanos en los últimos días, preocupados por la imagen junto a Vox.

La primera estimación de asistencia de la Delegación del Gobierno en Madrid cifra en 45.000 los manifestantes. Entre ellos, caras reconocibles, como la del Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa o el exprimer ministro francés y candidato a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, que, crítico con Vox y no siendo uno de los convocantes, no ha subido al escenario. Si los organizadores esperaban llenar más la plaza, a esta hora no dan muestras de ello. De hecho, el PP habla ya de 200.000 personas. Más allá de las números, en todo caso, la protesta ha resultado simbólica por juntar a pocos meses de las elecciones autonómicas y municipales a las tres fuerzas de la derecha que aunaron votos en Andalucía para propiciar el cambio de Gobierno en la Junta.

El presidente de VOX, Santiago Abascal (2i), el líder del PP, Pablo Casado (4i), y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera (d).
El presidente de VOX, Santiago Abascal (2i), el líder del PP, Pablo Casado (4i), y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera (d). / Efe

PP, Ciudadanos y Vox habían pactado el contenido del manifiesto al que han puesto voz los periodistas Carlos Cuesta, María Claver y Albert Castillón. El primero de ellos ha dado las gracias a las formaciones políticas, interrumpido por gritos de «viva España» desde el público. «Los partidos y las organizaciones de la sociedad civil reunidos en esta concentración queremos manifestar nuestro más enérgico rechazo a la traición perpetrada por el Gobierno de España en Cataluña», ha apuntado Claver entre aplausos al contenido del discurso y abucheos a la gestión de Sánchez.

Recomendamos:  Dos informes describen las principales funciones nuevas de iOS 13 y macOS 10.15

Nada distinto en el texto de lo que PP, Ciudadanos y Vox han venido diciendo estos últimos días. Las tres formaciones coinciden en interpretar que se han producido «constantes cesiones intolerables» al independentismo. Y a pocas horas de que el Tribunal Supremo juzgue a los responsables del referéndum del 1 de octubre, creen que el Gobierno de Sánchez ha dado una «puñalada a la ley y la justicia» al valorar una mesa de diálogo entre partidos con representantes nacionales y catalanes bajo la supervisión de un relator. Una de las «exigencias», apuntan, del presidente de la Generalitat.

Es más, a juicio de las fuerzas de la derecha, Sánchez ha aceptado las 21 reclamaciones del presidente de Cataluña, Quim Torra, pese a que una de ellas era la necesidad de reconocer y hacer efectivo el derecho de autodeterminación; el punto, que según la vicepresidenta, Carmen Calvo, ha hecho fracasar el diálogo. También consideran cesiones la «bilateralidad» concedida a la Generalitat y el traslado de los presos independentistas a la cárcel de Lledoners.

En resumen, sostienen que el Ejecutivo ha renunciado a «guardar y hacer guardar la Constitución», exigen que no se «ponga en peligro» la unidad territorial y respaldan a las jueces que juzgan los delitos derivados del proceso independentista. «No estamos dispuestos a tolerar más traiciones ni concesiones frente a aquellos que quieren destruir nuestra patria. Estamos aquí para decir alto y claro que la unidad nacional no se negocia», ha concluido la lectura del manifiesto con una llamada a abrir las urnas para que «los españoles puedan decidir su futuro».

Los símbolos

Banderas de España, de Europa y cartelería con el lema «Stop Sánchez. Elecciones ya» han copado el escenario de la convocatoria. Los dos primeros son emblemas que han podido adquirirse en las inmediaciones por un euro, tres y hasta diez. También se han visto lemas en apoyo de la Guardia Civil y pidiendo «prisión» para los «golpistas», tal y como PP, Ciudadanos y Vox denominan a los independentistas de Cataluña.

Los dirigentes políticos de los tres partidos que han llamado a la movilización se han reunido en la zona central. Sus presidentes han intervenido previamente desde las 11:30 en un micrófono habilitado para las declaraciones. Después, han cedido el protagonismo a los comunicadores que han elegido para la lectura del manifiesto.

Imágenes de la manifestación. / Agencias

El primero en pronunciarse ha sido Santiago Abascal, presidente de Vox, que ha reclamado la suspensión de la autonomía de Cataluña. En cuatro puntos ha resumido la posición política de su formación -uno de ellos, la detención de Quim Torra y los «responsables del golpe»- y ha coincidido con el resto de convocantes en pedir elecciones anticipadas. Minutos más tarde, cumpliendo el programa, ha intervenido Albert Rivera. El líder de Ciudadanos ha advertido a Pedro Sánchez de que la de hoy puede ser sólo la primera manifestación. «Si convoca elecciones, no hará falta movilizarse más», ha avanzado. De lo contrario, «si permite que los separatistas marquen el camino», asegura que los liberales estarán «enfrente» del Ejecutivo.

En cuanto a Pablo Casado, el líder de los populares, ha llegado a la Plaza de Colón junto a su mujer y los dos barones más importantes del PP: el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y el de Andalucía, Juanma Moreno. Ambos tuvieron que modificar sus agendas para asistir al acto y evitar «lecturas erróneas» después de haber alegado problemas de agenda para acudir a Madrid. Su jefe de filas ha reclamado «pasar de las plazas a las urnas» y materializar la protesta contra Sánchez el próximo 26 de mayo en los comicios autonómicos y municipales. El tiempo del jefe del Ejecutivo, ha dicho, «ha acabado».

Los asistentes

En la plaza se han escuchado algunos gritos de «Viva España», «Viva la Guardia Civil», «Viva la Policía Nacional», «Viva la Constitución» e incluso «Santiago (Abascal), presidente», mientras un ‘speaker’ amenizaba la espera y se aproximaban a la plaza muchos de los ciudadanos que se han desplazado a Madrid en los autobuses habilitados por el PP para acudir a la cita. Hasta ayer el partido había contabilizado 20.000 peticiones.

Entre los asistentes se ha instalado la percepción de que el Gobierno no deja que los ciudadanos «se pronuncien» en las urnas. Entienden que la gestión política de Sánchez en Cataluña puede entenderse como una «cesión» al independentismo, la «venta de España» a los secesionistas, y exigen elecciones anticipadas.

Más allá del espacio físico, el PP ha instalado una especie de Plaza de Colón virtual en su web. Allí pide a los ciudadanos que no puedan asistir a Madrid que suscriban la convocatoria. De momento, lo han hecho más de 9.300 personas.

Más información