Crítica de ‘Bohemian Rhapsody’, uno de los mejores biopics sobre músicos del cine

22
Crítica de ‘Bohemian Rhapsody’, uno de los mejores biopics sobre músicos del cine
4.8 (96%) 5 votos

Lo cierto es que la elección de Singer para realizar esta película no era algo especialmente comprensible, no porque no se tratase de un cineasta respetado, sino debido a la naturaleza de su trayectoria, pues está formada por intrigas criminales como la fallida Public Access (1993), la sorprendente y muy recordada The Usual Suspects (1995) y la retorcida Apt Pupil (1998), aventuras de fantasía y ciencia ficción como las saludables X-Men (2000) y X-Men 2 (2003), la infravalorada pero muy decente Superman Returns (2006), la pasadera Jack, el cazagigantes (2013) y las muy entretenidas X-Men: Días del futuro pasado (2014) y X-Men: Apocalipsis (2016); y el único filme sobre hechos reales del que se había ocupado hasta vérselas con Queen es Valkiria (2008), pero este thriller histórico sobre uno de los intentos de asesinato de Adolf Hitler no tiene nada que ver con Bohemian Rhapsody, si bien Singer declaró cuando le echaron por “comportamientos no profesionales” que le apasionaba la realización de esta película.

bohemian rhapsody bryan singer dexter fletcher

Lo que sí se puede entender sin ningún problema es que echasen mano de Fletcher para sustiturle, no sólo porque este actor reconvertido —que ha participado en obras como El hombre elefante (David Lynch, 1980), The Bounty (Roger Donaldson, 1984), El sueño del mono loco (Fernando Trueba, 1989), Jude (Michael Winterbottom, 1996), Lock, Stock and Two Smoking Barrels (Guy Ritchie, 1998), Band of Brothers (Stephen Ambrose, 2001) o Kick-Ass (Matthew Vaughn, 2010)— ya había sido quien iba a asumir el reto de rodar el filme antes de abandonarlo por las socorridas diferencias creativas y no había tiempo material para una selección serena, sino porque, al margen de ese digno drama que es Wild Bill (2011) y del musical Amanece en Edimburgo, ñoño, sin ingenio ninguno y muchas veces estomagante, Fletcher nos ha brindado el encantador y efectivísimo biopic Eddie the Eagle (2015), sobre el célebre y peculiar saltador de esquí británico Michael Edwards, cuya historia comparte varios elementos muy obvios con la de Freddie Mercury.

No se puede discutir igualmente la cordura de escoger al inglés Peter Morgan para que se encargara de escribir del guion al comienzo, pues ha construido su carrera con películas basadas en hechos reales, como Enrique VIII (Pete Travis, 2003), El último rey de Escocia, La reina, Longford (Kevin Macdonald, Stephen Frears, Tom Hooper, 2006), The Other Boleyn Girl, Frost/Nixon (Justin Chadwick, Ron Howard, 2008), The Damned United (Hooper, 2009), La relación especial (Richard Loncraine, 2010) o Rush (Howard, 2013), la miniserie The Lost Honour of Christopher Jefferies (Roger Michell, 2014) y la serie The Crown (desde 2016).